Jamás pensé que alguna empresa podría estar interesada en colaborar conmigo, pero al final en apenas tres años he conseguido colaborar con más de 30 empresas y sumergirme en muchos proyectos siempre con la esencia de Brush y su particular humor.